Jack Veneno bloqueó a Relámpago Hernández

Por: Luis Manuel Ferreras

Colaboración: Juan Esteban Imbert

La Lucha Libre Dominicana ha sido uno de los espectáculos deportivos de mayor trascendencia en el país, el cual sirvió de plataforma a grandes gladiadores que, con sus habilidades dentro del cuadrilátero, llevaron alegrías y se convirtieron en ídolos de generaciones.

Este entretenimiento llegó de la mano de la empresa DOMINICANA DE ESPECTÁCULOS, la cual tuvo una trascendencia internacional que llegó a ser considerada la tercera de mayor importancia en el mundo. Nos cuenta el cronista deportivo y narrador de los combates de esta empresa, Juan Esteban Imbert, que durante la semana su compañero y colega Silvio Paulino, distribuía unos volantes con los nombres de los protagonistas de la cartelera correspondiente al fin de semana, y que estos eran utilizados por atletas internacionales, como aval para ser contratados por empresas en otras latitudes. Nos dice Imbert, que el simple hecho de salir en una cartelera de esta empresa era una garantía de contratos y de prestigio.

Por esta promotora de combates, desfilaron los principales luchadores nacionales e internacionales. La misma fue una creación de Francisco Acosta, EL PUMA y Arcadio Disla, conocido como VAMPIRO CAO, ambos convirtieron esta empresa en un referente en cuanto a calidad del montaje de sus carteleras.

Estos dos visionarios de este deporte-entretenimiento, contrataron al luchador Rafael Sánchez, conocido como Jack Veneno, quien luego se convertiría en la más grande estrella de la Lucha Libre local y gran parte del caribe.

 El Puma y Veneno tuvieron algunas diferencias que llevaron al primero a formar una nueva empresa de lucha, llevándose a algunas de las estrellas de DOMINICANA DE ESPECTÁCULOS, en tanto EL HIJO DE DOÑA TATICA, decidió cambiarle el nombre a la creada por Disla y Acosta, luego de la muerte de Cao. De esta manera EL CAMPEÓN DE LA BOLITA DEL MUNDO, decidió rebautizar la misma como RAFF SANZ PROMOTION.

En Puerto Rico también la Lucha Libre se encontraba en un lugar privilegiado en el gusto de los boricuas y el luchador Carlos Colón dirigía a los pancracios de la isla.

Colón y Sánchez tenían una especie de acuerdo o colaboración entre ambas empresas y este consistía en que los luchadores internacionales que visitaran Borinquen harían lo propio a Quisqueya y viceversa.

De esta forma, en Santo Domingo se presentaron luchadores como Ric Flair, Los Invaders y otras importantes estrellas.

Luego de la visita de Flair al Ring de DOMINICANA DE ESPECTÁCULOS, EL ACRÓBATA DE PUERTO RICO, sostuvo un encuentro con el luchador dominicano Jack Veneno en su oficina, donde le solicitó el permiso para llevarse a la isla del encanto al líder de la cuadra ruda de la empresa, Relámpago Hernández, para sostener varios encuentros en el terreno de Capitol Sport Promotion, a lo cual de manera indirecta Veneno se opuso.

Según nos relata Imbert, quien estuvo en el despacho donde se realizó el encuentro, el carismático luchador técnico dominicano, le dijo al boricua: “Relámpago es un tipo difícil y está metido en actividades que no te convienen llevarlo a tu empresa”.

El veterano luchador y hombre de negocios de la tierra del Coquí, notó hipocresía en las palabras del dominicano, lo cual le molestó y de inmediato se escenificó un enfrentamiento verbal entre ambos.

Los presentes en las instalaciones de la empresa de lucha criolla intervinieron para evitar que el mismo se convirtiera en físico.

Nos dice Juan Esteban, que Colón dijo textualmente: “Rafael, trata de que no nos encontremos en otro lugar porque no habrá quien me controle la próxima vez”.

Los presentes en el lugar, Imbert, Cao, El Puma y otros colabores tanto del boricua como el criollo, trataron de que ambos luchadores y empresarios, pudieran entenderse y no terminaran su relación de manera violenta, pero no lograron la reconciliación entre ellos.

De esta manera, se rompió el acuerdo entre ambos promotores de Lucha Libre.

Superestrellas tales como, Abdula The Butcher, Huracán Castillo, Los Pastores y muchos más, no viajaron a la República Dominicana como estaba previsto.

Relámpago, al enterarse de la jugada de Jack Veneno para bloquear su ingreso al espectáculo en la isla vecina, decidió romper vínculos con Raff Sanz Promotion y se incorporó a otras promotoras en el país, incluyendo la fundada por El Puma, Santo Domingo Sport Promotion.

José Manuel Guzmán Marte, nombre de pila de Relámpago, continuó siendo el luchador rudo por antonomasia en RD, al igual que Jack Veneno del lado técnico, pero nunca más volvieron a trabajar juntos.

Carlos Colón continuó en Puerto Rico con sus actividades, haciendo acuerdos con otras figuras y empresas del mundo, sin volver a tener vínculos con el dominicano.

Jack Veneno, de su lado, presentaba feudos cada cierto tiempo, alegando que los mismos eran enviados por Ric Flair, como retaliación por haberlo derrotado en sus combates en el Palacio de los Deportes en SD.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticia Anteior

Hugo Beras supervisa dispositivo de control Boca Chica y Las Terrenas

Next Story

Se registra fuerte aguacero en Boca Chica; bañistas permanecen en la playa

Ultimas Noticias de Deporte