PERCEPCIÓN, REALIDAD Y LECTURA DE LOS TIEMPOS
PERCEPCIÓN, REALIDAD Y LECTURA DE LOS TIEMPOS

PERCEPCIÓN, REALIDAD Y LECTURA DE LOS TIEMPOS

/

Por: Bienvenido Ruiz Lantigua

 Expresar sucintamente en pocas palabras lo que generalmente se narra en el género de las novelas o los cuentos requiere una capacidad extraordinaria que ni remotamente pretendo poseer, sin embargo, asumiré que a quien le pueda caer en las manos estas letras les pueda ser útil para hacer sus propias reflexiones acerca del asunto, por lo que, entonces sirva este somero esbozo como un simple punto de partida puesto en la mesa de sus pensamientos y aquí voy:

Tenemos la realidad de los estratosféricos avances tecnológicos hasta el punto, que gran parte de la humanidad tiene aprehensiones justificadas o no, de ser desplazada por la llamada inteligencia artificial (ia); tenemos una multiplicación de organismos, almacenes inmensos de leyes y multiplicación de instituciones pretendiendo eficientizar el servicio que ofrecen los órganos públicos a las personas siendo una de las principales metas del Estado.

Con la sana intención de controlar a los inescrupulosos que buscan ventajas a como dé lugar burlando los preceptos éticos y violando todas normas en las contrataciones pública; se han creado leyes, sistemas, programas, aplicaciones, vínculos de controles, y un largo etc., no obstante, como resultado la gente percibe que es muy complejo adquirir un alfiler y más fácil y democratizado sustraer mil millones.

Los medios de comunicación nos presentan calmados y sin sobresalto cómo las instituciones utilizan gran parte de sus respectivos presupuestos en dispositivos de seguridad, capacitaciones y especializaciones a personal contra soborno, ley de lavado de activo,  controles administrativos, y como eje transversal sistemas tecnológicos modernos y sofisticados que representan grandes inversiones en recursos económicos y personales, los cuales están signado para mayor eficiencia y eficacia en el cumplimiento de los objetivos institucionales, sin embargo la insatisfacción de las gentes es notoria y las vulneraciones y mal uso de los recursos económicos aumentan, como lo evidencia la cantidad de los procesos judiciales levantados en los últimos tiempos que no se veían en el principio de la nuestra democracia, por ejemplo.

Debemos colocar al ser humano, a la persona como centro del futuro y reflexionar: ¿por qué la gente percibe más falencias que hace cincuenta años? Dónde debemos poner nuestra atención: ¿en la escuela, en la familia, en los dirigentes, en la sanción o, en todas partes a la vez?, ¡qué lectura les debemos dar a estos tiempos!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Noticia Anteior

Presidente Abinader regresa al país tras participar en coronación del rey de Carlos III

Next Story

1xbet 카지노의 세계: 종합 가이

Ultimas Noticias de Nacionales